jueves, 19 de noviembre de 2009

Lo BuEnO Si BrEvE DoS VeCeS BuEnO


El Sol de invierno, la tormenta de verano.
Dos sensaciones agradables, pasajeras y breves ...
Sabedor de su inminente extinción, saboreas al máximo cada minuto, de cada segundo.
Lo imperdonable es cuando rechazas su calor o sus truenos, por que no podrías soportar su final, y se te acercan convencidos, con la promesa de que seguramente, esta vez no tendrá fin, el invierno será eteeeerno y disfrutarás del agradable calorcito del Sol por los siglos de los siglos, o ese verano será infiniiiito y disfrutarás de una refrescante tormenta hasta el fin de los días...
Y cuando llegas a creertelo, lo dejas todo, te tiras al barro y te dispones a disfrutar de tu clima favorito de por vida ...
Cuando de repente;
justo en ese momento ... con la miel en los labios ...
"Oh, perdona, pero ya no doy más de mi ... hasta aquí puedo durar, me extingo ... no debería de haberte prometido duración ... no me odies ... lo sientooooooo..."
Después, de nuevo el molesto calor o el incomodo frío... y el insoportable e imperdonable dolor de la perdida.
La eternidad es ahora, el futuro solo existe cuando es pasado.


Paralisis Permanente "Heroes"

1 comentario:

Marge dijo...

Bueno pero ahora ya es feliz kon su suelo de parket!
jeje